miércoles, 26 de marzo de 2008

Las chicas del PAMI, mi amiga y yo


Últimamente la gente me recuerda indirectamente, la duración que tienen las cosas, la amistad, el amor, la adolescencia, bla, cosas que terminan, que empiezan, y otras que quizás queden en stand by.
Así como el cine es lugar de encuentros, de amores escondidos, de momentos solitarios, o lo que a cada uno le signifique (quizás sólo el hecho de ir a ver una peli y nada más), también es lugar para que, en mi caso, me cuestione cosas acerca de mi futuro. Ya sea en cuestiones laborales o en otros asuntos.

Ahora quiero hablar de esos otros asuntos, y es que hubo un día que fuimos al cine con una amiga, a ver La Flor de mi Secreto, de Almodóvar. Sí, ya sé, es re vieja, pero la daban en un ciclo especial con pelis de él, en el Centro Cultural Borges. Una vez dieron las de Lynch, pero no fui a ninguna, (¡pucha!, porque había un par que no tenía vistas) así que me lo perdí por completo.
Lo principal de ésta ocasión es que la proyección era un día sábado, a eso de las siete u ocho de la tarde (tarde en ese momento porque era muy de día... por febrero).
Así que mi amiga y yo, llegamos, compramos las entradas, acaloradas, entramos en la sala (una especie de mini cine con sillas grises, comunes e incómodas), nos acomodamos, y descubrimos que éramos las únicas personas menores a 50 años que llegó a la proyección.
En total habrían ido, ¿diez señoras?, o por ahí... Y nosotras, claro.
Algunas eran amigas, iban de a grupos de cuatro, otras que fueron de a dos, un par solas, y entre ellas, había una que cuando estábamos entrando, mostró un papelito al señor de la entrada, explicando que le habían hecho un transplante de cornea, y que estaba habilitada, por esa razón, a entrar gratis... y pasó. Oh Dios, pensamos, le transplantan la cornea y ¿¿¿tiene que ver una película???. Fue algo cómico a lo que instantáneamente nos miramos y nos costó comprender tal situación. Para mí, la gente se aprovecha de todo para conseguir cosas gratis, hoy en día critican a la supuesta generación adolescente de "Las peteras", pero esta señora mayor me sorprendió, transplante de ojos (bueno, cornea), ver película, gratis... mmm... qué raro. Será que estaba prescripto en su receta oftalmológica.
Aclaro, nos descostillamos de risa muy por lo bajo.

Cuando la peli transcurría, yo moría de hambre, pero de todas formas, la pasé muy bien. Las señoras se descostillaban (sí, de risa también) a cada comentario o alusión a la soltería, a cada signo de soledad dramatizada tragicómicamente por las "chicas Almodóvar", y nos dimos cuenta que les causaba gracia porque realmente se sentían identificadas, o porque en algún momento de su vida se habrán sentido igual... (cosas de señoras).
El único momento en el que no pude contener mis costillas dentro del cuerpo para largar una carcajada vibrante y contagiosa, fue cuando en una parte, se muestra el plano detalle de una tele, con la transmisión de un programa donde la gente grita como loca, supongo yo, era un concurso para ver quién aguantaba más tiempo el gritar alguna palabra, o sólo dar un alarido.
La escena fue tan bizarramente encastrada entre dos otras escenas llenas de tensión, que no pude, no pude aguantar, y estallé. Mi amiga más tarde me confiesa que ella también se estaba conteniendo, pero que cuando me escuchó reir, ahí se largó ella también. Y nos descostillamos juntas sin parar, fue graciosísimo. Todavía me acuerdo y me da mucha risa.
De las diez señoras que había, incluso la transplantada, nadie se rió. Todas calladas... ¡¿Cómo no les causó gracia?! ¡Si fue genial!. Bueno, la cuestión es que no tuvimos vergüenza en rodar por los suelos agarrándonos las panzas del dolor que nos produjo la risa.

Cuando la peli terminó, las señoras, mi amiga y yo, nos fuimos. (Después caí en la cuenta que un sábado a esa hora sólo nosotras podíamos estar ahí, más las chicas del PAMI. En ese momento la juventud estaba vistiéndose de noche para recorrer la noche "taaap" de capital y alrededores.)
Antes de irnos les saqué una foto espontánea a las chicas, porque fue un buen momento para tener de recuerdo. También las filmé cuando se iban.

En fin, me cuestioné si yo, en el caso de llegar a vieja, seguiré teniendo esas salidas, seguiré yendo al cine con amigas, o yendo a tomar algo en un barcito para ponernos al tanto de nuestras vidas, reirnos, hablar de hombres, o de familia, de trabajos o de jubilaciones. Me pregunto seguido, si seguiré con el ánimo de seguir viviendo, como esas señoras que compartieron una linda noche mirando a Almodóvar y pasando un buen rato con gente que supongo, quieren.
Siempre digo lo mismo, yo de vieja, quiero salir con mis amigas, ir del brazo, hacer papelones en la calle, charlar mucho, tomar algo por ahí, ver películas en el cine, ir a eventos culturales, y quién te dice que, quizás en esa época nos fumemos algo juntas, en la calle (risas) o donde sea.
Hacer lo mismo que ahora. Divertirme, pasarla bien, tener un alma joven aún cuando tenga ochenta.

19 comentarios:

Silvina dijo...

El sábado me voy a ver TVR en vivo... me van a veeer? Los voy a saludar por tele jajajaja (con un cartelito, que diga: hola, soy sil")

Rocío dijo...

jajajaja genial lo del PAMI, me siento afortunada de haber visto la foto.

yo creo que si, que vamos a seguir saliendo a los 80 jajaja o aunque sea eso quiero creer, que nos vamos a seguir viendo a los 70/80 que vamos a seguir yenod al cine y que vamos a seguir fumando jajajajaja


te quiero sis! te veo el viernes en Cluubbb!!

están todos invitados a ir a Club 74 el viernes por la noche. Busquen en internet si no saben lo que es.

chachu dijo...

RECUERDO ESE DÌA PERFECTAMENTE... y lo que me reí con esa escena por Dios!

yo de vieja quiero usar sombreritos, muchos, de todos colores y tamaños... también quiero salir... ver a mis amigas... conservar la inocencia como lo hice hasta ahora... divertirme... ser feliz sin culpas... pero principalmente mantener el alma jóven...

te quiero sil...
ro... nos vemos el viernes... en lo de gabo antes para ir juntitos...

Marcelo dijo...

Hola! tremenda anecdota, esos momentos en los que dudas el haber ido a ese lugar, en el que los años se te vienen ensima a full, es como ir al bingo, si encontras alguien de ventipico te regalan unos cartones. Lo he vivido aunque no tengo fotos porque en el bingo no se puede sacar. Otra cosa, lo ideal para la vejes es seguir viendote con la gente que siempre la pasaste bien, sea en la vejes, casados o solteros, los amigos no se dejan nunca. Saludos chicas!!

Marcelo dijo...

Ah me olvidaba, si soy el Marcelo (casi diseñador). besos.

Silvina dijo...

Sí, Marcelo, te recordamos!

Ro, te aseguro que lo haremos y seremos viejas cool.

Cha, fue genial ese día... Te juro que me dieron ternura las señoras.

Todos: después subo un videíto jaja.

Lucas dijo...

Me quedé pensando, y si en estos momentos alguna de esas señoras está escribiendo algo parecido en su blog, algo así como...:
"Hoy la pasé espléndido con mis amigas del PAMI. Al muchacho de la entrada le hice creer que me habían operado la córnea y por eso entré gratis. Siempre de joven quise poder hacer eso y por suerte mantengo el alma de pícara que tenía a los 20. Ah, lo más raro fue ver a dos niñas viendo esa película para viejos. Les saqué una foto mientras se tiraron al piso y se reían... de algo que ninguna de nosotras entendió. Me hicieron acordar a mi cuando era joven".
Eso me imaginé. A mi me encanta cuando voy a un evento y la mayoría son gente grande. Como en un recital de alguien de los 70. Es como mantener vivo algo que ellos también tuvieron (y tienen) y les hace sentir bien que todavía haya gente que conserve esos gustos.
Gran anécdota la tuya.
Saludos.

Rocío dijo...

jajajaja me mató lo del blog de la vieja... te imaginás que tengan blog?

uh, qué flash...

Ana Ortiz dijo...

Lo chistoso está muy vinculado a lo generacional o social. No a todos nos da gracia lo mismo.
Lo de salir con amigas, es algo q debería pasar toda la vida.
Con una amiga ya tenemos decidido, vamos a tener un museo mágico llenod e duendes y hadas y vamos a vender de esas cosas...

Ronka dijo...

Rocío dijo...
jajajaja me mató lo del blog de la vieja... te imaginás que tengan blog?


Chiste recurrente entre mis amigos es ver una vieja y tirar el mail q tendría...tipo: "Clotilde1935@hot"

chachu dijo...

jajajaja lucas... te zarpaste... la idea de la anécdota al revés fue genial!

besos ro... besos sil... las quiero... y nos vemos on friday night...

chachu dijo...

sil.. acabo de mirar el fragmento de la película... y me vuelvo a tirar al piso y descostillarme de risa cuando veo los ojitos desorbitados de la vieja al grito de : "jeeeeeeeeesuuuus!"

Silvina dijo...

Seee... genial esa idea... verlo desde sus puntos de vista sería realmente interesante...

Y sí... yo creo que de vieja seré una abuela con onda jajaj...

Estuve mirando yo también de nuevo ese fragmento y me es imposible mantener la seriedad a la que me llevaba la peli... en serio, es un recurso buenísimo para descontracturar un poco la tensión!

Muy buee

yamilmatias dijo...

hola sil!!!!

como andas??
\

quiero leer el guion!!! por fa!!!


jaja mandamelo... si!!???


yamilmatias@gmail.com

asi lo imprimo aca en el laburo y lo leo.

ya ermine de leer el libro con el que estaba quiero leerte como guionista... no solo como amiga del msn y del blog⁄!!!!


besos cuidate

Xaj dijo...

El ejemplo de que las generaciones anteriores no eran tan "ejemplares" es genial.

Confieso q la vejez aún no me interesa... muchas veces dudo si no terminaré a lo Morrison, pero con mucha menos suerte en cuanto a posteridad. Sin embargo, cada vez q mi vida corre mínimo peligro, busco a toda costa una salida, a pesar del sentimiento antes descripto.

No se porq le cuento esto Sil... su anécdota fue cálida... ahora que lo pienso, quizás vaya a ser de esos viejos q le dicen piropos a las viejas que van de la mano por la calle.

Saluditos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

JA! Me he partido de la risa! casi puedo imaginarlas a vosotras en el cine.. con que gracia lo has contado nena... y he.. seguro que cuando tengas 90 añitos.. te escaparas con tus amigas de siempre para darte una vueltecita y seguir pasandolo bien y mantener la amistad-.. que es muy importante..
abrazos..

Rocío dijo...

ese reloj que tenés ahi al costadito... si ese... me pone nerviosa... veo como se me pasan los segundos de mi vida, cada segundo un segundo más vieja, un segundo menos de vida; segundos con los cuales tal vez podría haber hecho otra cosa...

si... el paso del tiempo me pone nerviosa..

Silvina dijo...

Terrible.... quizás lo saque... pero es cierto, distrae.

No tengo mucho más para aportar, gracias por las visitas... y por las ideas y por todo.

Conseguí trabajo, caraj*!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Lucas dijo...

Congratulaciones.
Ahora se vienen las anécdotas laborales???
Saludos.