domingo, 15 de agosto de 2010

Sabrosa metáfora de la vida misma



Observen cómo suceden las cosas maravillosas de la vida. Olvidé unas salchichas en el fuego y se explotaron.
En ese momento me iluminó el saber y descubrí el mensaje que este hecho quiso transmitir a mi ser.
La sabrosa metáfora de la histeria femenina nos dice que no debemos aplicar la misma con los hombres que estén a nuestra espera, ya que probablemente cuando vayamos a ellos nos encontremos con la explosión de su paciencia, entre otras cosas.



.
.
.

.

.



Espero que les haya gustado y hayan aprendido algo de la vida.

5 comentarios:

Rocío dijo...

jajaja!!! me dio mucho asco la imagen de la salchicha explotada. Por otro lado, tenés mucha razón. Pero vosy yo sabemos, amiga, que a veces es muy dificil no hinchar las pelotas (o, en este caso, las salchichas).

Silvina dijo...

Ja imaginate el asco que me dio verlo en vivo y en directo!!
Y sí...esta metáfora es muy difícil de aplicar, si nos re gusta histeriquear!!

Eugenia.- dijo...

jijijijijiji histeriqueo para todos!


che pero es toda una aventura para vos cocinar. entre eso y cuando dejas que la leche hierva... No se.

Roger Borratint dijo...

Lo primero que pensé fue en Tom Cruise comiéndose una placenta. No sé por qué pensé eso, pero cuando vi la foto fue lo único que pensé. Después me avivé de que eran salchichas reventadas.

Yo creo que las salchichas me las hubiera comido igual. Igual es muy loco que haya pasado eso... yo muchas veces olvidé las salchichas en el microondas y cuando las busqué, más que placentas parecían pitos de Freddy Krüegger (o como verga se escriba).

La lección del histeriqueo me parece bien que la difundas, aunque no se aplique a mí género. Puede ser útil para todos a la larga.

Salud Silvina, larga vida a ti y tus salchichas-placentas.

Silvina dijo...

Miren yo pensé en comerme esas salchichas pero la verdad es que las probé un poquito y me sentí asqueada. Todo entra por los ojos y no me agradó mucho esa imagen.

Histeriqueo para todos!!